Mal Agüero una banda de punk/sludge metal colombiana que nace en 2018 con algunos integrantes de los grupos Desarme y Raza. Actualmente, el proyecto está conformado por Jhoel Lucina (Voz), Mario Suarez (Batería), Raúl Casas (Bajo), Federico Colmenares (Guitarra) y Andrés Murcia (Guitarra).

‘La falacia de un mundo justo’ recoge los sentimientos de los integrantes de la banda quienes comparten una gran preocupación por la crisis actual que vive el planeta, la cual nunca ha sido por la pandemia que asecha por estos días, sino por las huellas que años tras años la humanidad ha venido dejando como cicatrices que nos recuerdan que el antropocentrismo no funciona y debemos entender y actuar como parte de una amalgama de seres vivientes con igualdad de derechos.

«En las canciones de este EP expresamos la cotidianidad de mucha gente que siente frustración por vivir en un mundo lleno de desigualdades, injusticias y vanidades; entonces, escribimos canciones con las que muchos sientan identidad. El arte es un canal que permite conectar a las personas con sus deseos más profundos, por eso para nosotros es importante ayudarlos a abrir esos canales para que puedan, sin límites, liberar todas sus emociones», enfatizan.

Este trabajo viene cargado de guitarras estridentes y sonidos distorsionados que le dan una atmósfera de tensión que, junto con la batería acompasada propia del punk y el metal, brindan la velocidad y potencia que los amantes del punk, el hardcore y el Sludge metal disfrutan tanto.

‘La línea final’, primer sencillo, es una canción que entra con fuerza y contundencia, tiene un sonido fuerte con guitarras distorsionadas, solos veloces y una batería que mezcla el punk y metal. La letra es cruda, directa y recrea lo que estamos viviendo actualmente, nos recuerda que, si las cosas no van bien, van a estar peor si no actuamos pronto.

Su más reciente lanzamiento, ‘Bienvenidos a Auswitch’ cuenta una de las miles de historias que existen sobre la segunda guerra mundial. La diferencia es que se narra desde perspectiva de la banda con riffs fuertes, veloces y, por momentos, estridentes para generar una atmósfera de desespero, de ansiedad y miedo; todo esto como un ejercicio de memoria histórica, pero también para traer al presente un momento vergonzoso de la humanidad, que fatalmente no se aleja mucho de lo que se ha vivido en Colombia durante décadas.

El EP ‘La falacia de un mundo justo’ no hubiera sido posible sin la colaboración de otros artistas y profesionales. Respecto a los videoclips, Juan Bernal y Jair Veloza fueron sus realizadores, quienes les dieron un concepto contundente, con gran impacto en lo visual, utilizando los matices del blanco y negro, evocando tiempos donde el sin sabor y la zozobra eran parte de la realidad de nuestro planeta: al parecer… ¡Seguimos viviendo en blanco y negro!

Por su parte, la música fue grabada y mezclada en Estudio Naranja por el ingeniero Antonio Suárez, con masterización de Camilo Silva y arte a cargo de Ricardo Hernández.